Impulsemos la Industria del Campo

De 28/01/2018 hasta 29/01/2018

La actividad agrícola, como pilar del sector agroindustrial, es de vital importancia para el bienestar socio-económico del país.

Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha reportado que para el año 2050 (o antes) enfrentaremos una importante crisis, a consecuencia de que la población aumenta; pero, la producción de alimentos no crece a la misma rata.

Nos preocupa que cada año, en Panamá, reducimos las tierras dedicadas a la producción de: arroz, frijoles, maíz, carne, leche y otros.  La falta de Políticas Públicas, estratégicamente diseñadas y con visión de largo plazo, está provocando el abandono del campo.  Por ejemplo, hoy exportamos menos de la mitad de lo que exportábamos hace 10 o 15 años.  Eso debería ser preocupación nacional y tema a tratar con urgencia notoria.

Adicional nuestros productores afrontan problemas climáticos, como sequias o inundaciones; pero no ideamos una política para embalses y drenajes que les permitan una administración inteligente del agua.

Igual, carecen de apoyos técnicos oportunos para mejorar la productividad y el uso racional de los insumos.  Además que las Cadenas Agroalimentarias concentran la utilidad que el rubro permite en el último eslabón (la comercialización) que es donde menos riesgo existe, resultando en medidas injustas para los productores.

Según cifras econométricas, el Producto Interno Bruto crece de manera envidiable; pero la gente no lo percibe.  Es evidente que no crece en los Sectores que más le llegan a la gente.  Los Sectores que más gente ocupan son los que menos contribuyen al PIB.

Necesitamos una Política Agrícola (enfocada hacia la exportación y la agroindustria) para no sólo aprovechar el potencial de valor agregado nacional sino también para darles mayor oportunidad de bienestar a los panameños que no viven en la Franja Canalera.